Bebedores Magazine

Cervezas, fútbol, amigos, conversaciones: un pub irlandés

Pub nº40. The Clover Irish Tavern Mirasierra

Tendrán que aceptar mis disculpas, pero hoy no leerán en la crónica palabras como sindéresis, colijo o atlante. El que escribe tiene otros referentes gramaticales distintos a los del gracianesco Pascual, por lo que verán influencias de otros grandes, como pueden ser Borja Pérez o el gran Juan Abarca. Así que sin más, ahí va la crónica que hoy, más que nunca y como decía el innombrable, “hase de hablar como en testamento, que a menos palabras, menos pleitos”.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Que son puta mierda, vamos. Aún con ello, el club de Bebedores decidió arriesgar y visitar el nuevo The Clover Irish Tavern, en este caso el situado en el barrio de Mirasierra, y la verdad es que la cosa no fue nada mal.

Por fuera una fachada simple, con un par de vidrieras, a través de las que se insinúa su interior, y el nombre bien distinguible en letras doradas.

Al entrar, el oloraco a nuevo todavía se siente, y tras dejar a un lado una pequeña zona con un futbolín y varias dianas, se llega a una amplia zona con las paredes decoradas con frisos de madera y varios espejos de marcas de bebidas con sus respectivas estanterías llenas de botellas y botellines. Puedo recordar algún espejo de Guinness, Tanqueray o Coronita, restándole este último detalle un puntito de irlandidad, al igual que una cabeza de dinosaurio, que todavía no sabemos que pinta en el centro del local.

Quitando el detalle del estegosaurio, el pub está decorado con muy buen gusto y se nota que se han cuidado los detalles a la hora de hacerlo. Muy comentado fue lo acertado de  colocar  las barricas de Guinness que decoran una parte del local.

En cuanto a los bebedores, faltaron los dos exiliados africanos, que aunque por motivos diferentes, se están ausentando más de lo deseado por todos, lo que, desde mi punto de vista, le está restando un punto al nivel de conversación. En esta ocasión los bebedores Ortigoza, Pascual, Espáriz, Papote y Rodríguez no faltaron a la cita con la cerveza, uniéndose después el ínclito Mariete.

Al final de la noche cayeron unas 15 pintas entre Guinness y Murphys. Todas ellas a 4€, precio más que razonable visto lo visto en los pubs de Madrid, aunque alguno de los bebedores comentó lo raro de que pintas de rubia y negra cuesten lo mismo.

Punto negativo, y a destacar, es la forma que tienen de tirar la Guinness. Más que una pinta de cerveza, parecía un jacuzzi por la gran cantidad de espuma que había en el vaso, aunque es de justicia recordar que los bebedores sí que apreciaron su buen sabor.

Y con esto terminó la noche en el barrio de Miraflores para unos, Mirasierra para otros, aunque por lo que he podido saber la mayoría de los cerdos bebedores terminaron cerca de las 6 de la mañana en los aledaños del gatito verde.

Bueno, y ya saben que por aquí somos más de Manuel Machado.

Anuncios

20 agosto, 2010 - Posted by | Irlanda en Madrid | , , , , ,

1 comentario »

  1. […] Echar un ojo a su página,  ¡merece la pena! […]

    Pingback por La gente de Bebedores Magazine, nos hizo una visita | The Clover Irish Tavern | 16 octubre, 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: