Bebedores Magazine

Cervezas, fútbol, amigos, conversaciones: un pub irlandés

Pub nº 5: The Swan Irish Tavern

La elección del Míkel fue correcta. El que no cumplió fue el pub. A mi entender el más flojito por el momento.

The swan no tiene alma de pub irlandés. Se esconde bajo el trébol verde de la felicidad, pero desprende un olor a paella, se decora con indumentaria cañí y música poco reconocible.

Los 4 jinetes de Blasco Ibáñez allá que nos íbamos entre lluvias, fríos, peleas callejeras y sirenas de policía. Mal preludio.

En este largo camino para conseguir la L romana (que no la de conducir) nos hemos de guiar por hechos, por realidades palpables y consumibles. Pero también -y de qué manera- por las sensaciones. Malas transmitía este patito feo.

Un incompetente camarero que nos atendió, pintas mal servidas, ambiente poco propicio para la degustación. Digamos que regulera.

Como decía el clásico, muchas veces los mejores momentos se dan cuando uno planifica un viaje u otro acto. A veces se disfruta más que propiamente el momento en sí. Nosotros disfrutamos imaginando la semana de San Patricio (pub diario), la L en el Gravity o el fin de año canario.

Sin más, apuntar que mientras los responsables Barra&Pascual se fueron a soñar con la Navidad, los beodos Ortigoza y Espáriz se quedaron hasta altas horas de la madrugada cerrando otro pub. ¡Gentuza!

Anuncios

23 diciembre, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , | 4 comentarios