Bebedores Magazine

Cervezas, fútbol, amigos, conversaciones: un pub irlandés

Pub nº14: Larry’s Bar

Podría empezar con el mítico “Decíamos ayer” de Fray Luis de León.

Porque… todo es nuevo. Como la gente que formamos este pútrido lugar bien sabrán: google se encargó de jodernos hasta límites insospechados. El caso es que elalbasiempreesdifusa.blogspot.com ha desaparecido. Y no volverá.

Pero a cambio elalbasiempreesdifusa.wordpress.com le sustituirá. Con la misma clase, la misma mala leche, la misma ironía y la misma cerdez que por aquí se estila.

Poco a poco intentaré (gracias a Del Rosal) ir recuperando los anteriores post, hasta completar la estructura completa. Hay un pequeño problema con las fotos, porque parece que han medio desaparecido, pero algo se nos ocurrirá. La esencia, es decir, el texto, el pensamiento de cada uno de ustedes, sus inteligentes y mordaces comentarios permanece. Esos insultos insuperables. Y eso es lo verdaderamente importante.

Les pido, por favor, que se hagan un nuevo perfil en este neolupanar y respeten sus nombres originales para seguir disfrutando con los Mariano de Oz, Vicente Rojo, Penépolis, AsstoMouth, Atticus Finch, Mentxu, miles y miles de Anónimos (sigan respetando su “anonimez”). Será una etapa interesante, desde luego.

Pues bien, como decíamos ayer, el pub 14 iba, en principio, a estar fundamentalmente dedicado al Finbar´s, ese emplazamiento que tanto y tan bien conoce Espáriz (en estos momentos estará volando). Tras confirmar que el yanqui en ciernes no podía asistir al 14, medio improvisamos uno: el Covent Garden, en Doctor Fleming 31. Hete ahí que ya íbamos con la mosca detrás de la oreja cuando descubrimos que eso era más guiri que otra cosa. Ni un cartel de Guinness ni un trébol ni un tucán.

Los grandes hombres (y mujeres) se distinguen, entre otras cosas, por su capacidad de improvisación. La reacción fue inmediata. Como cuando el Míkel huele comida o Del Rosal una mujer ávida de sexo. Larry’s Bar.

Aparentemente algo cutre, relativamente apartado de la calle, con sensación de guarrez. No sé, que no apetecía demasiado. Pero allí que fuimos. Y yo creo que hicimos bien.

El sitio es un pub irlandés. No sé por qué coño lo llaman “Bar”. Eso es un Pub. En fin. La cuestión es que lo pasamos bien. Con la baja de Espáriz, allí nos juntamos Del Rosal, Ortigoza, Barra, Rodríguez, el Papo y mi menda.

Destacar su amplitud. Una sola planta, pero bastante grande. Decoración aceptable (incluyendo un cartel muy chulo en el que aparecía un John Wayne medio pintado y otras imágenes que te recordaban indefectiblemente a Irlanda), iluminación correcta, música también buena. En definitiva, buena elección. No será el pub más votado, pero desde luego no quedará de los últimos.

Y un dato (o conclusión) a la que todos llegamos: ¡¡qué calidad a la hora de servir las pintas!! Espléndidas. De temperatura, de cuerpo, de tiempo empleado para servirlas. Así da gusto. En ese punto, un 10.

Teniendo en cuenta que habíamos quedado con el Sr. Espáriz en Sanse para despedirnos de él durante mes y medio, fuimos a la Haka y nos tomamos una cervecita más, cortesía del caballero.

Noche agradable, conversación extraordinaria, un Míkel sublime (como casi siempre) y he de decir que un Rodríguez fantástico (hacía tiempo que no me reía tanto con los comentarios del Sr. de Oz). El Papo, por su parte, debió flipar con nuestra taradez a la hora de elegir garito.

Comentar (no olvidarlo) esas peazo de pizzas que nos zampamos en un 2×1 jincho (o gincho, no sé) en una oferta cutre que había de un local cercano. La llamada que Ortigoza (ojo, que al artista le ha dado un calambre -por exceso, de ejercicio, parece-) tuvo que hacer para que los deficientes se enteraran fue de época.

Del Rosal (trabajando para Bebedores Magazine como un loco) y de las Barras, por su parte, siguieron discerniendo cómo se reparten el abono del Madrid. Viendo la debacle patética y vergonzante del Madrid en Lyon (como no seamos capaces de remontar la situación sería directamente para hacerse del Rayo), no sé yo muy bien para qué.

Poco más. Seguimos nuestra rutina habitual, si les parece. Notas, comentarios, apuntes, clasificaciones y por supuesto una tonelada de insultos, mariconadas, taradeces, groserías y salvajadas a partes iguales espero se sigan brotando en este renovado blog. Muera Blogspot. Viva WordPress.

En principio, el lunes el 15.

Dios salve a la Guinness.

18 febrero, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , | 10 comentarios

Pub nº11: The Clover Irish Tavern

La segunda elección de Don Miguel Barra sí dio en el clavo. Para que luego la gente no crea en las segundas oportunidades ni en lo de segundas partes. The Clover dio la razón al banquero.

Pub alejado del típico centro madrileño (Fermín Caballero, 6) con una cierta semejanza en su fachada al The Corner´s Clock. Por dentro, destacar que pese a poderse considerar “pequeño” estaba muy bien distribuido. “Diáfano” comentó acertadamente el ínclito Ortigoza.

Los protagonistas, los de casi siempre: 7 hermanos para 7 birras (algo así era la peli, ¿no?). Chuchi será papá en breve (mayúsculo elogio… y a su señora loas perennes). Don Miguel y su Emilio Tucci volvieron a hacer alarde de elegancia inherente al sujeto. Crack absoluto.
Rodríguez hizo la goma al final, probablemente pensando en la jornada maratoniana de hoy, jueves. Del Rosal dudando y haciendo cálculos para tanta boda, tanto viaje y tan poco trabajo. Fermín, aunque diga lo contrario, ya está pensando en Yanquilandia. Y Ortigoza en Málaga y en Cuenca… producto nacional, ya se sabe. Mi menda haciendo números. Duros tiempos, éstos.

Las 3 horas que minutos arriba o abajo permanecimos en el garito deben circunscribirse en torno al paso de gigante que el Sevilla ha dado para la final de Copa, el penoso partido del Rayo en Córdoba, unas pizzas (dos de una y una de la otra, ésa con “sebosha”) y 4 pintas. Y calendarios. Trápani… puede ser que esté más cerca de lo que parece.

Las chicas que servían eran majas, sin duda, pero la cerveza no podía estar peor servida. Infame manera de rendir honores al país del trébol. Se desquitaron invitándonos a la cuarta ronda. Si hago memoria, creo que son los primeros que nos invitan a una ronda completa (bastante mejor que el patetismo de The Corner´s Clock). Y en general con el precio. Excelente.

Espáriz tuvo una intensa charla con el dueño del bar sobre aquesto y aquello. Consejos para llevar un irlandés. Relaciones públicas, contactos…

Y nos comportamos como tenía que ser. No caímos en la tentación del Dublineses y decidimos migrar a casita. Acertado.

El sabor de boca fue, por tanto, bastante bueno.

4 febrero, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , | 18 comentarios

Pub nº 10: The James Joyce Irish Pub

Lo de colmar las expectativas es una frase hecha y dicha para que raramente se acaben cumpliendo los sueños. Muchas veces uno disfruta más de la expectativa que del resultado final. Ayer no, ayer casi todo fue verdaderamente perfecto.

A las 21:20 entramos por la puerta de The James Joyce Irish Pub. Con un frío invernal en el exterior importante, sus tripas te abrazaban. Desde el primer metro. Una barra más que aceptable, 4 teles con varios partidos diferentes, guiris por doquier y muy buen trato. Una manceba, émula de la nueva taradez Del Rosaliana nos atendía con amabilidad y prestancia.

Soy un amante de los detalles en este tipo de lugares. Las vidrieras que ocupan parte de los muros del pub son una caterva de las efigies de ciertos artistas (generalmente irlandeses) y un pequeño comentario sobre sus vidas y milagros: Joyce (claro está), Shaw, Keats, Swift… sin olvidarnos de ciertos toques singulares (Cela, Dalí, Kitty O’Shea…). Todo muy evocador.

Y un dato histórico a tener en cuenta. El hoy James Joyce, otrora Cafe Lion, reunió a personalidades de la enjundia de José Bergamín o de Valle Inclán (aquí tuvo lugar su última tertulia). Incluso José Antonio Primo de Rivera lo utilizó como centro de reunión de falangistas.

Hace tiempo que presumo de que somos un grupo de “cerdos” (creo que podría quitar las comillas) heterogéneo, como debe ser, pero con un punto homogéneo que nos hace estar de acuerdo en puntos esenciales. Quizás no en la expulsión de Cristiano Ronaldo o en dónde quedar para partir juntos hacia los pub. Pero sí en otras cosas. Si no no se explica que yendo 7 fuéramos tan metódicamente cuadriculados: 7 pintas de guinness y 7 hamburguesas de la casa. Ni en la mili.

A los socios de esta aventura que ya cumple el 20 por ciento se le sumó ese crack apodado Chuchi y que tanto sigue trabajando en la sombra para que Don Miguel cumpla su deseo de dormir entre dos grandes almohadas. Pero la cosa va despacio. Imagino que será el intrínseco romanticismo del caballero.

Por cierto, no me digan, que no es espectacular esta foto: si eso no es irlandidad, tenemos el concepto confundido.

No eran mucho más de las 23:30 cuando Rooney marcó el tercer gol de United que eliminaba al City de las semifinales de la Curling y la parte red del bar estallaba en un júbilo incontenible. El pobre seguidor del City, el del escueto y directo “Yes, yes. Fuck. Fuck” tras el tanto de Tévez terminó cenando su bol de patatas en una esquina, mientras sus rivales saboreaban su victoria.

Y es que un buen irlandés tiene que oler a balompié. No digo yo que a linimento, pero sí a emoción contenida. Tenía ayer la teoría de que si Nick Hornby hubiera estado en Madrid y el Arsenal jugara, éste sería su lugar elegido para verlo. Seguro. Otro punto para el Joyce.

Por cierto, entre Jesper Olsen, Preben Elkjaer, el Nápoles de Maradona, el gol de Baggio ante el Atlético con la Fiore, la Holanda de Cruyff, aquel partido en que el Ratón Ayala y sus compinches no pasaron del medio del campo, el talento de Boniek, etc… apareció el nombre de Carlos, a la sazón, hermano del ilustre Camilo y al que desearíamos ver cualquier día de éstos para conocerle y compartir anécdotas balompédicas además de ingestas líquidas, sólidas y hasta gaseosas.

Era la 1:30 cuando tras la quinta cerramos el pub. Un buen rato antes los Cajamadridenses se habían ido por puro sentido común (y más que nada para no seguir acumulando un historial juerguil, al menos en el caso del Míkel, que no firmaría ni Paquirrín).

Camino al hogar y su merecido descanso cometimos un grave error: acercar a casa al canario. El diablillo que todos tenemos varió nuestra ruta y nos acerco a Andrés Borrego. Con el coche parado a un metro del Destino, Del Rosal confirmó que no estaba ni la sombra de Laperro, por lo que apurando las últimas opciones acabamos en el nunca (de verdad, nunca) suficientemente alabado Padrao. 2 de la mañana. Copón + 2 platos de foto compuestos de jamón y queso (Don Miguel, Rodríguez, sé que vuestros gaznates tiemblan). Espectacular. Insuperable. Magnífico. Superior.

Eran pasadas las 3 cuando nos fuimos. A las 03:39 (fijome en la hora) me dio por reflexionar. La situación así lo merecía. Allí estaba yo, sentado en el sofá, con mi botella de 2 litros de agua que me acabé (así me he levantado fresco como una rosa hoy… si Fermín no es sabio, poco le falta) viendo a Obama en el discurso del estado de la Unión. Tanto subir-bajar de los palmeros que le rodeaban en el Capitolio anunciaba el triste desenlace: la sobada.

Y digo triste, porque la reflexión empezaba a centrarse en lo afortunados que podemos sentirnos de formar un grupo de amigos tan cojonudo. La noche del 10 se acabó. Y rondó la perfección. Algo así se apresurarían otros a llamar felicidad. Paso de mariconadas. Ustedes no me lo perdonarían. Pacto entre caballeros creo que lo llaman.

28 enero, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , | 9 comentarios

Pub nº 2: Shamrocks Irish Pub

Bueno, pues el Sr. Espáriz eligió el Shamrocks Irish Pub. Pintor Rosales 6. Enfrente de un espectacular, por la noche, templo de Debod. Por cierto, pinchen el link. Mola la web y la musiquita.

En el pub esperaban cerdos de la calaña de Del Rosal, el mentado Espáriz, Don Miguel el maduro y Rodríguez el arrasador en las encuestas. Aparecí con la fúlgida Mentxu y con su amiga Martita. Amiga, por cierto -algún día contaremos la historia-, muy loada habitualmente por el Sr. Barra.
Mi menda y las féminas (sólo 2, ante la nueva repentina baja de la Srta. Murillo…) llegamos un rato tarde, porque estuvimos esperando a un amigo mexicano de Marta, que finalmente no apareció. El tío se había quedado dormido. En fin, México y sus costumbres. Curioso.
El pub destaca por su amplitud. Tiene 2 plantas, sólo vimos 1, pero son muy alargadas. Es un pub muy grande. Cayeron cervezas y para los 4 jinetes del borracherismo, además alguna copa (yo escapé antes del naufragio final).
Las camareras te asediaban por doquier y estaban especialmente pendientes de ti (lindando con la pesadez), pero claro, una de ellas le hacía ojitos al Míkel, con lo que el tema de conversación fue recurrente.El sorteo de los grupos y los cruces en el Mundial fue un tema de discusión sustancial. Suiza, Honduras y Chile. Pasaremos y lo normal es que sea como primeros. En Octavos: Brasil, Portugal o Costa de Marfil. Ahí es nada. Pero ya habrá tiempo de análisis.
Agradecer a la fotógrafa las buenas imágenes aportadas (en las que no quisieron aparecer) y esperar a la próxima cita en el tercer pub de marras.
Por cierto, hacer notar que el Ferlein se tomó 6 pintas (venía del Finbar´s al que ya iremos donde ya se mamó 3) y 1 copa. Y le he visto esta mañana, porque me ha traído un cava catalán cojonudo y el tío estaba como una rosa. Impresionante. Será el metabolismo.
Y una última cuestión que dejo en el aire: ¿Habrá ido Don Miguel a inglés por la mañana? Miren que lo dudo…

5 diciembre, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios